SIN JUZGAR A LOS NIÑOS

VIVIMOS RODEADOS DE “JUICIO” Y ESO NOS HACE PERDER NUESTRO “SER AUTÉNTICO”

“Eso no se hace”, “Eso no se toca” “Está mal enfadarse” “No se llora” “Habla más bajito que hablar alto está mal”… Si nos paramos a ver que lenguaje utilizamos con nuestro pequeños nos damos cuenta que constantemente estamos LIMITANDO y JUZGANDO. No vamos a adentrarnos hoy en los limites, creo que eso podemos dejarlo para otro momento, vamos a centrarnos en los juicios de valor.

Y no sólo rodeado de juicios “negativos”, sino que tenemos en el otro lado, como la psicología de más puro estilo cognitivo-conductual nos asesora, reforzar positivamente a nuestros hijos es imprescindible para un desarrollo afectivo sano, algo que queda muy alejado de la realidad afectiva si pretendemos niños libre, felices, creativos y flexibles.

Si profundizamos un poco en la afectividad del niñ@, encontramos que debajo de ese “bien hecho” o “buen niño”, el niño percibe juicio, ya que cuando algo está bien es porque hay cosas que están mal.

¿Y por qué es importante no juzgar?

amenazando-a-un-nino

  • El juicio valora más el resultado que el proceso… porque no es tan importante si algo está bien o mal, sino más bien lo importante es como llego a ello y lo que me aporta esa actividad en sí misma. Así hago el dibujo cómo creo que me pide mi profesora, dejando por tanto de lado la creatividad, la motivación y el disfrutar de algo tan espacial.
  • Amplias su lenguaje enriqueciendo y describiendo. Cuando hago una torre y estoy compartiendo ese juego con mamá, ella no se limita a un “bien”, sino que describe “¡qué alta esa torre!” “se ha caído” “tiene un montón de colores”… No hablemos de la importancia de ello en niños con dificultades en el lenguaje.
  • El refuerzo positivo en este caso limita de forma decisiva ya que le impide al niño generar sus propias ideas, se rescinde a realizar lo que cree que el adulto pide, dejando de lado lo que el niño cree que se puede hacer con ese material. Nosotros como adultos cuando vemos un pincel directamente vamos a pensar en pintar… pero ¡qué juegos puede crear un niño con un simple pincel!… hace poco una peque en ADIN comenzó a utilizar el pincel como si de una escoba se tratase ¡viva la imaginación! No lo limitemos.
  • El niño pierde si esencia, comienza a SER en función de lo que el adulto es. Sus habilidades se limitan y hacen para que el adulto juzgue su labor pretendiendo un “bien”
  • DSCN0067
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s